Algunos recursos recomendados

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

He aquí una selección de contenidos educativos seleccionados especialmente por el valor educativo que poseen, y que he podido comprobar personalmente. Mi intención es que sean temas sobre todo lúdicos y amenos, y espero que os sean útiles.

Por cierto, si utilizas alguno de ellos, y le encuentras el mismo o algún otro valor educativo que no haya mencionado, no dejes de contárnoslo a través de los comentarios

En busca de nuevos modelos para niñas

Tras unos pocos días de vacaciones en familia, hoy vuelvo para proponeros una película de dibujos para los jóvenes de la casa. Mulan no es una de las películas más famosas de Disney, y probablemente tampoco es de las mejores técnicamente o de las más graciosas, pero tiene un componente excelente desde el punto de vista formativo y educativo: el propio personaje de Mulan, desgraciadamente muy olvidado. Y es que Mulan es el modelo femenino de Disney más logrado, y por eso es uno de mis favoritos.

Porque Mulan no es una princesa cuya única lucha es defender su belleza y bondad innatas, como Blancanieves; ni una chica que duerme la siesta esperando que su belleza anime a un príncipe a enamorse de ella sin saber nada más, como Aurora la Bella Durmiente; tampoco es la chiquilla bondadosa y paciente, tirando a pánfila, a la que si un hada madrina no llega a echar una mano no hubiéramos conocido nunca; ni una chiquilla imprudente y caprichosa, a quien su belleza, su voz y los demás arreglan sus problemas, como Ariel la Sirenita.... y así podríamos seguir con todo un sinfín de personajes femeninos protagonistas cuya principal cualidad es su belleza o ser hija de un rey... quizás, podría salvarse un poco el personaje de Bella por su carácter abierto, inquieto e independiente, pero con ese nombre... :-))

Pues no. Mulan no es princesa, y no destaca por su belleza: es más, es hija de un hombre corriente, y la película entera tiene una estética lejana a la habitual de Disney, (lo que al principio puede chocar). Eso sí, Mulan es la única protagonista de Disney hasta la fecha que destaca por sí misma, dejando atrás los tópicos en los que las niñas sueñan con parecerse a las princesas bellas, pasivas y desvalidas de los cuentos. Por eso me gusta tanto, porque en contraste con las bellas princesas de los cuentos de hadas, las top-model de nuestro tiempo a quienes sobran fama y belleza, Mulan es el ejemplo de coraje, inteligencia, decisión y corazón en que deberían reflejarse las niñas de hoy. A Mulan nadie le regala nada: toma decisiones difíciles, se sobrepone a las dificultades y los prejuicios con ingenio y tenacidad, y muestra una gran nobleza de carácter, sin perder para ello todo su toque femenino.

A este magnífico modelo femenino, acompañan una película simpática y graciosa, llevada por personajes secundarios muy logrados, muy en la línea de las películas de Disney, aunque llega a tocar -como es habitual, sin demasiada profundidad- un tema tan delicado como el de los prejuicios contra las mujeres en muchas civilizaciones antiguas (y no tan antiguas, desgraciadamente). Para la gravedad del tema, lo hace de forma elegante y desenfadada, con muy buen sentido del humor, de forma que no deja de ser un excelente medio para fijar ideas en los niños de hoy día; la película está llena de frases y comentarios sobre la independencia de la mujer llenos de chispa, hasta el punto de ser una de las películas con un humor más fino e inteligente dentro de las de su género.
En resumen, que Mulan, más allá de ser una buena y entretenida película -a mis hijos les encanta, sobre todo el dragón Mushu-, es un excelente modelo para nuestras niñas de hoy, así que aprovechémoslo para que lo conozcan bien y deseen imitarlo mucho más que a una princesita guapa y tontorrona. Es más, desde aquí me atrevería a decir en voz bien alta ¡menos Blancanieves y más Mulanes!

"El secreto de tener bebés tranquilos y felices", mucho más que un manual para bebés

Hay libros, películas o historias que cambian completamente tu visión sobre un asunto, tanto que es como si te abrieran los ojos a un mundo nuevo. Eso es lo que me ocurrió a mí con este libro de Tracy Hogg: modificó completamente mi propia visión sobre la educación y el trato con los niños, y sentó las bases para una nueva forma de actuar. Voy a tratar de contaros cómo un libro de bebés puede llegar a conseguir un objetivo tan elevado.

Tracy Hogg debía ser una mujer única en el mundo. La llamaban "baby whisperer" (algo así como "la que susurra a los bebés") por su mágica habilidad para tratar a los bebés, que la llevó a ganarse la vida ayudando a familias con problemas verdaderamente graves con sus hijos. Era capaz de resolver prácticamente cualquier problema con un bebé en unas pocas horas. Y afortunadamente, antes de dejarnos (murió hace pocos años, cuando aún era relativamente joven), recogió sus métodos y su sabiduría en este libro (y en algún otro, aunque este es el más notorio).

Y resultó, que a pesar de que tenía unos conocimientos enormes sobre los bebés y su mundo, y el libro está lleno de consejos prácticos como "cuándo introducir alimentos sólidos" o tablas como "tipos de lloros de un bebé, con su significado", su secreto era mucho más profundo, y más sencillo a la vez: su secreto residía en cómo trataba a los bebés. Porque por muchos conocimientos que tenía, y que refleja estupendamente en su libro, convirtiéndolo en un formidable "manual de instrucciones para bebés", lo que ella hacía mejor que nadie, era comprender y respetar a los bebés. Sí, sí, nada de tratar al bebé como si fuera una máquina de comer y dormir al que queremos con locura. Nada de eso. Trataba a cada bebé como una personita, con su propio carácter y sus propios gustos y manías, pero con muchas necesidades y dificultades para expresarse.
No por eso se puede decir que fuera partidaria de esa corriente tan actual que consiente cualquier cosa a los niños y está totalmente a su servicio como si de grandes reyes esclavizadores se tratase. Más bien al contrario, utilizaba ese tratar a los niños como personitas para saber distinguir lo que era un solicitud legítima de comida o cariño, de un capricho o un enfado tontos, y de esta forma, era la mejor marcando pautas y límites a los más pequeños, al tiempo que era la mejor dándoles cariño.

No voy a seguir contándoos todo el libro, que es muy extenso y ameno, lleno de historias y experiencias de la vida real; y práctico y útil, con multitud de tablas y guías para casos concretos que los padres novatos encontrarán imprescindibles. Os invito encarecidamente a que lo leáis, a buscarlo en una biblioteca, conseguir que os lo preste un amigo, o que os lo compréis. Antes en español sólo había una edición bastante cara, que es la que yo tengo, pero ahora también ha salido una de bolsillo por menos de 10 euros. Ese libro, por ese precio, es una ganga; y un regalo perfecto, para uno mismo o para sus amigos (de hecho, yo ya he regalado alguno).

En definitiva, es un libro imprescindible para quienes vayan a estrenarse como padres o lo hayan hecho hace poco, aunque tengan experiencia previa, o para quienes vayan a tratar con bebés por cualquier motivo. No se arrepentirán de leerlo, seguro.

Descubriendo a los Robinson

Descubriendo a los Robinson es una de las últimas películas de Disney que a nivel comercial no fue especialmente exitosa, posiblemente por una estrategia comercial que desacreditó el verdadero mensaje de la película y se centró en magnificar las locuras de una familia irrepetible. Sin embargo, esta película con tintes futuristas de personajes locos y divertidos, es una joya educativa sobre el esfuerzo, la voluntad y el optimismo. Toda la película se articula en torno a un único lema: sigue siempre adelante; y las peripecias de sus protagonistas terminan mostrando que ése es siempre el mejor camino: dejar de lamentarse por lo pasado, aprender de los fracasos, y esforzarse por cambiar las cosas y mirar hacia el futuro.

Para nosotros ha sido una película sumamente útil con nuestros hijos pequeños. Los niños, cuando son pequeños, no saben aceptar los fracasos y las frustraciones, y tienden a dedicarse únicamente a aquellas cosas que hacen bien. Esto era especialmente grave y marcado con nuestro hijo de 4 años, y gracias a esta película, que a los niños les encanta, pudimos introducir el mensaje sigue siempre adelante en todos los ámbitos de la vida familiar: ahora, cada vez que uno de nosotros se da por vencido o se muestra pesimista, siempre aparece alguien recordando la frasecita con aire simpático y sabiondo: "¿qué dicen los Robinson que hay que hacer?", y automáticamente el aludido sabe cuál es la mejor reacción. Con los niños ha funcionado realmente bien, hasta el punto de que ahora van ellos mismos dando lecciones de entusiasmo y tenacidad a muchos de los adultos que encuentran...

Por lo demás, la película es entretenida, dinámica y divertida, aunque para gustos muy clásicos puede ser difícil aceptar el estilo exagerado de su desbordante imaginación y creatividad (aunque esto no es un problema para los niños, y menos aún para mí :-).
Se puede ver en cualquier momento y lugar, pero para exprimir su torrente educativo y no dejarlo en una mera película de entretenimiento, yo recomiendo verla en familia - no lo he comentado, pero también es una estupenda defensa de la familia- y utilizar de alguna forma su marcado mensaje, ya sea como hicimos nosotros recordándolo a los niños en los momentos adecuados, o de alguna otra forma.
Sólo por eso está esta película en esta sección de recomendados. Después de todo, películas entretenidas las hay a cientos, pero entretenidas y educativas, no tantas.

Nota: me hubiera gustado poner un enlace para poder comprar la película en Amazon, pero la única versión que venden es válida sólo para US y Canadá, así que mejor no arriesgarse a que alguno acabe con una película que no pueda ver, ¿verdad?. De todos modos, no creo que sea difícil de conseguir, sobre todo si te propones"seguir siempre adelante" ;-)

Padres brillantes, maestros fascinantes

Este libro estrena mi sección de recomendados porque es una verdadera joya de la educación. Es un libro corto y fácil de leer, con un estilo coloquial y ameno, que presenta una visión crítica pero esperanzadora del mundo de la educación actual.

Padres brillantes, maestros fascinantes nos presenta las tremendas dificultades a las que nos enfrentamos quienes tenemos la bonita tarea de educar, y cómo hoy en día no basta con ser un buen padre o un buen maestro: hay que ser brillante, y fascinante.
De la mano de esta premisa, Augusto Cury nos presenta sus principios básicos para llegar a convertirnos en esos padres o maestros que dejan verdadera huella en sus hijos y alumnos. Esos que van mucho más allá de lo que se hace actualmente, utilizando principalmente las armas de la creatividad, la emoción y la afectividad. No es una lista larga ni técnica, pero son las llaves maestras que pueden llevar a abrir el corazón de cualquier niño o joven.

El libro concluye planteando unos pocos cambios más globales que se podrían aplicar a los sistemas educativos actuales para tratar de conseguir ese objetivo de educar personas, mucho más ambicioso y fructífero que llenar la cabeza de conocimientos. Y añade también algunos de los resultados sorprendentes y esperanzadores que se han originado en algunas de las escuelas donde se han puesto en marcha estas medidas.

Es un libro genial, sin desperdicio, que no debieran dejar de leer todos aquellos a quienes preocupe la educación de sus hijos o alumnos

A raíz de un comentario recibido, es posible que alguien quiera un poco más de detalles sobre el contenido del libro, así que los incluyo a continuación:

El libro consta varios capítulos dedicados cada uno a un punto clave de la educación (primera parte para padres, y segunda para maestros), en los que el autor enfrenta lo que se puede esperar de un buen padre o un buen maestro, con lo que harían un padre brillante, o un maestro fascinante. Son puntos generales, y las recomendaciones del autor van en la línea de ser positivos y emotivos, orientados a educar las emociones y la memoria. Por poner algún ejemplo, estos son los títulos de algunos capítulos:

  • Los buenos padres corrigen errores, los padres brillantes enseñan a pensar.
  • Los buenos padres preparan a sus hijos para los aplausos, los padres. brillantes preparan a sus hijos para los fracasos.
  • Los buenos maestros educan la inteligencia lógica, los maestros fascinantes educan la emoción.
  • Los buenos maestros utilizan la memoria como almacén de datos, los maestros fascinantes la usan como fundamento del arte de pensar.
  • Después de estos todos estos puntos (7 para padres y 7 para maestros), dedica una tercera parte a los principales errores de los educadores (corregir en público, castigar enfadado, ser impaciente, no cumplir con la palabra...). La cuarta parte resume muy brevemente las investigaciones del autor sobre el funcionamiento de la memoria (Augusto Cury tiene publicada una amplísima teoría sobre la inteligencia que es fascinante), un apartado que probablemente resulte revelador para muchos. La quinta parte explica 10 puntos básicos sobre cómo podrían modificarse las escuelas y el sistema educativo para adaptarlo a las ideas que expone (música de ambiente, sentarse en círculo, desarrollar el arte de las preguntas, contar muchas historias, humanizar al maestro...), y algunos de los resultados obtenidos aplicando estos cambios. Finalmente, concluye con un elogio de la figura de los educadores, maestros y padres, y de la importancia que deberían tener en la sociedad.

    El libro se puede comprar tanto en Amazon como en La casa del libro:

  • Comprarlo en La casa del libro. La web está en español, pero es más caro.
  • Comprarlo en Amazon. La web está en inglés, pero es más barato
  • Nota: he incluido enlaces afiliados para comprar el libro. Si te decides a hacerlo ahora o más tarde a través de internet, agradecería que lo hagas a través de uno de esos enlaces. Aunque sea poca cosa, el pequeño porcentaje que resultaría para este sitio ayuda a mantener y mejorar su calidad. Muchas gracias