El zombi cazafantasmas

Ficha del cuento
9.8

Valores

Evitar prejuicios y racismo.

Enseñanza

Un simpático cuento para mostrar que no se puede dar por hecho que alguien sea de una manera solo porque haya nacido dentro de un grupo determinado

Ambientación

El mundo de los montruos

Personajes

Un zombi, un fantasma y un ogro

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Descargar
Imprimir

El zombi cazafantasmas

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento de zombis y fantasmas

Patizombi era un zombi cansado de ser el malo de todas las historias. Y para demostrar que podía hacer cosas buenas, decidió salir a la caza de los malvados fantasmas.

Pero los fantasmas no se dejan ver fácilmente, y además son muy escurridizos. Solo después de muchos intentos fallidos, encontró un fantasma despistado flotando en el bosque. Se acercó con cuidado, preparó sus trampas, y saltó sobre él.

La lucha pareció terrible, hasta que Patizombi se dio cuenta de que estaba luchando él solo contra una sábana pegajosa que le tenía atrapado.

- ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Has caído en mi trampa, malvado zombi!- rió un fantasma saliendo de su escodite.

- Ah, fantasma malvado- respondió. -Algún día te atraparé yo a ti.

- !No, no, no, no y no! - dijo muy ofendido el fantasma-. Disculpa, pero yo soy un fantasma bueno, y me dedico a cazar zombis malvados.

- ¡Eso sí que no!- protestó Patizombi- porque yo soy un zombi bueno, y soy yo quien caza fantasmas malvados.

Después de discutir un buen rato, comprendieron que ambos decían la verdad. Les pareció divertido y se hicieron amigos.

- Así que no todos los fantasmas son malvados…

- Ni todos los zombis…

- Pues podríamos unirnos para cazar ogros.

Y fueron formando equipo hasta las montañas, donde se escondían los peores ogros. Trabajando juntos rápidamente encontraron el rastro de un ogro que los llevó hasta una cueva. Como el ogro había salido, prepararon una trampa, pero mientras lo hacían una enorme piedra cerró la entrada, dejándolos atrapados.

- ¡Jo, jo, jo, jo! ¡Qué fácil ha sido atrapar a ese malvado zombi y su socio el fantasma!

- ¡Mentira! - protestaron desde dentro- No somos malvados. El único malvado eres tú y hemos venido a atraparte.

Una vez más la discusión duró hasta que todos estuvieron convencidos de que ninguno de ellos era un malvado.

- Nunca hubiéramos pensado que hubiera ogros buenos.

- Ni yo que un zombi y un fantasma no fueran malos.

- Está claro que, antes de cazar a nadie, tendríamos que asegurarnos de que sea un malvado...

Y así fue como descubrieron que muchas criaturas no eran malvadas, aunque tuvieran fama de serlo. Y que lo mismo pasaba con otras que tenían fama de sucias, ruidosas o molestas: solo unas pocas lo eran de verdad, y no se podía decir cuáles eran así sin llegar a conocerlas. De esta forma encontraron a muchos más zombis, fantasmas y ogros buenos que se unieron a su grupo de cazamalvados, y todos se fiaban de aquella policía del valle, que nunca trataba a nadie dejándose llevar por prejuicios y famas inmerecidas.

¡Vamos a trabajar el cuento, ahora que aún está fresco!

Un minuto para pensar...

Probablemente nunca hayas visto un fantasma, pero es posible que hayas pensado que otra persona era de un tipo solo por su aspecto... ¿Cómo te sentirías si hicieran eso contigo ? ¿Crees que todos tenemos siempre la misma apariencia? ¿Qué te parece que alguien te tratara como un ladrón solo porque un día te vio con ese disfraz?

Una buena conversación

Háblale a tu hijo de los prejuicios raciales y culturales más habituales en tu entorno, y ponle ejemplos de personas que conozcáis que desmontan esos prejuicios. Usa ejemplos actuales para demostrar lo fácilmente que tendemos a generalizar los comportamientos de unos pocos y atribuírselos a todo un grupo.

¿Y si pasamos a la acción?

Vamos a jugar a "Cazaprejuicios". Entre todos deberéis crear la insignia de "policía de los prejucios", una insignia bonita y atractiva. Cuando alguien se de cuenta de que otra persona (en casa, o fuera, incluidas la televisión, internet,etc.) utiliza un prejuicio al hablar, ganará un punto. Cada semana, quien más puntos tenga será quien gane el derecho a lucir la insignia.

Cuentos gratis en tu eMail

Recibirás nuestros cuentos, guías y otros recursos

síguenos


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 9.8 (5 votes)
si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos