Bulá, el viajero

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos con actividades. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.8

Valores

Generosidad y sacrificio

Enseñanza

Un cuento de Navidad con los verdaderos valores del mensaje de Jesús

Ambientación

Oriente

Personajes

Un noble señor

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

Bulá, el viajero

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento de Navidad ambientado en Belén

Hace muchos, muchos años, un gran señor llamado Bulá reconoció en el cielo signos nunca vistos. Anunciaban la llegada del más grande de los reyes que el mundo hubiera conocido. Asombrado por tanto poder, el rico señor decidió salir en su búsqueda con la intención de ponerse al servicio de aquel poderoso rey y así ganar un puesto de importancia en el futuro imperio.

Juntando todas sus riquezas, preparó una gran caravana y se dirigió hacia el lugar que indicaban sus signos. Pero no contaba aquel poderoso señor con que el camino era largo y duro.

Muchos de sus sirvientes cayeron enfermos, y él, señor bondadoso, se ocupó de ellos, gastando grandes riquezas en sabios y doctores. Cruzaron también zonas tan secas, que sus habitantes morían de hambre por decenas, y les permitió unirse a su viaje, proporcionándoles vestido y alimento. Encontró grupos de esclavos tan horriblemente maltratados que decidió comprar su libertad, constándole grandes sumas de oro y joyas. Los esclavos, agradecidos, también se unieron a Bulá.

Tan largo fue el viaje, y tantos los que terminaron formando aquella caravana, que cuando por fin llegaron a su destino, apenas guardaba ya algunas joyas, una pequeñísima parte de las que inicialmente había reservado como regalo para el gran rey. Bulá descubrió el último de los signos, una gran estrella brillante tras unas colinas, y se dirigió allí cargando sus últimas riquezas.

Camino hacia el palacio del gran rey se cruzó con muchos caminantes pero, al contrario de lo que esperaba, pocos eran gente noble y poderosa; la mayoría eran pastores, hortelanos y gente humilde. Viendo sus pies descalzos, y pensando que de poco servirían sus escasas riquezas a un rey tan poderoso, terminó por repartir entre aquellas gentes las últimas joyas que había guardado.

Definitivamente, sus planes se habían torcido del todo. Ya no podría siquiera pedir un puesto en el nuevo reino. Y pensó en dar media vuelta, pero había pasado por tantas dificultades para llegar hasta allí, que no quiso marcharse sin conocer al nuevo rey del mundo.

Así, continuó andando, sólo para comprobar que tras una curva el camino terminaba. No había rastro de palacios, soldados o caballos. Tan sólo podía verse, a un lado del camino, un pequeño establo donde una humilde familia trataba de protegerse del frío. Bulá, desanimado por haberse perdido de nuevo, se acercó al establo con la intención de preguntar a aquellas gentes si conocían la ruta hacia el palacio del nuevo rey.

- Traigo un mensaje para él- explicó mostrando un pergamino -. Me gustaría ponerme a su servicio y tener un puesto importante en su reino.

Todos sonrieron al oír aquello, especialmente un bebé recién nacido que reposaba en un pesebre. La mujer dijo, extendiendo la mano y tomando el mensaje:

- Deme el mensaje, yo lo conozco y se lo daré en persona.

Y acto seguido se lo dio al niño, que entre las risas de todos lo aplastó con sus manitas y se lo llevó a la boca, dejándolo inservible.

Bulá no sonrió ante aquella broma. Destrozado al ver que apenas tenía ya nada de cuanto un día llegó a poseer, cayó al suelo, llorando amargamente. Mientras lloraba, la mano del bebé tocó su pelo. El hombre levantó la cabeza y miró al niño. Estaba tranquilo y sonriente, y era en verdad un bebé tan precioso y alegre, que pronto olvidó sus penas y comenzó a juguetear con él.

Allí permaneció casi toda la noche el noble señor, acompañando a aquella humilde familia, contándoles las aventuras y peripecias de su viaje, y compartiendo con ellos lo poco que le quedaba. Cuando ya amanecía, se dispuso a marchar, saludando a todos y besando al niño. Este, sonriente como toda la noche, agarró el babeado pergamino y se lo pegó en la cara, haciendo reír a los presentes. Bulá tomó el pergamino y lo guardó como recuerdo de aquella agradable familia.

Al día siguiente inició el viaje de vuelta a su tierra. Y no fue hasta varios días después cuando, recordando la noche en el establo, encontró el pergamino entre sus ropas y volvió a abrirlo. Las babas del bebé no habían dejado rastro del mensaje original. Pero justo en aquel momento, mientras miraba el vacío papiro, finísimas gotas de agua y de oro llenaron el aire y se fueron posando lentamente en él. Y con lágrimas de felicidad rodando por las mejillas, Bulá pudo leer:

Recibí tu mensaje. Gracias por tu visita y por los regalos que trajiste de tus tierras para todos los amigos míos que fuiste encontrando por el camino. Te aseguro que ya tienes un Gran Puesto en mi Reino.
Fdo.: Jesús, Rey de Reyes

¡Vamos a trabajar el cuento, ahora que aún está fresco!

Un minuto para pensar...

Bulá tiene dudas entre hacer lo que sabe que es correcto, y lo que le gustaría hacer para convertirse en alguien importante ¿Has tenido tú alguna vez que decidir entre hacer lo que debías y lo que te gustaría? ¿Por qué elegiste una u otra cosa? ¿Cómo te sentiste después de elegir?

Una buena conversación

A menudo los adultos tenemos que elegir entre una mejor situación económica y una actuación más conforme con lo que de verdad creemos. Comenta con tu hijo alguna de las decisiones que hayas tenido que tomar. Cuéntale también si crees que fueron acertadas y cómo te sentiste al tomarlas

¿Y si pasamos a la acción?

Compartir lo que más queremos es más difícil que compartir lo que no nos importa. Para ayudar a tu hijo a ser desprendido podéis decorar un bote con dibujos de Bulá y dejarlo en un lugar visible. Cuando quiera de verdad que le compres algo en la calle y estés dispuesto a hacerlo, ofrécele dedicar ese dinero al bote de Bulá para los más necesitados.

Cuentos gratis en tu eMail

Recibirás nuestros cuentos, guías y otros recursos

síguenos


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 8.8 (181 votes)

Otras versiones y opciones de este cuento

Como afiliados de Amazon ganamos dinero por las compras realizadas a través de este enlace

si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

ese cuento no me gusta es

ese cuento no me gusta es malisimo a ver si hacen uno mejo

nunca habia escuchado el rey

nunca habia escuchado el rey bula que hermososo no se que decir mis ojos se llenan de lagrimas y mi corazon renase al leer dicho cuento

que hermoso es en verdad la

que hermoso es en verdad la humildad de ese hombre nos demuestra que no hay mas tesoro que eso ser humilde y que asi ganaremos un lugarcito a lado de dios nuestro senor felicidades al autor

me facino este cuento ojala

me facino este cuento ojala todos llevemos algo de la nobleza e bula en nuestro interior mary gallardo

ME ENCANTO Y ME PUSE A LLORAR

ME ENCANTO Y ME PUSE A LLORAR CON ESTE BELLO CUENTO,OJALA KE TODOS TENGAMOS UN POKO DE LA NOBLEZA DE EL SR NOBLE BULA.gracias por publicar este hermoso cuento y todos los demas d esta linda paguina.mary gallardo

Es uno de los cuentos mas

Es uno de los cuentos mas hermosos q e leído felicidades al autor y q dios lo bendiga y le siga dando sabiduría para q siga escribiendo asi.

Que cuento tan precioso, con

Que cuento tan precioso, con un mensaje lleno de esperanza. ¡Felicidades! me encanto.
Desde mi pequeña pero hermosa tierra Panamá, de Ustedes con mucho cariño y aprecio.
Rita

LOS AUDIOCUENTOS ESTAN MUY

LOS AUDIOCUENTOS ESTAN MUY BONITOS Y SON MUY UTILES PARA NUESTRA LABOR DOCENTE.
QUIERO SABER C{OMO DESCARGARLOS.
ATT YISETH ADRIANA DE TUNJA COLOMBIA

ME A EMOCIONADO ESTE CUENTO

ME A EMOCIONADO ESTE CUENTO ES PRECIOSO.

Este cuento es maravilloso lo

Este cuento es maravilloso lo e leido muchas veces y cuando llego al mensaje final mi corazon se llena de una alegria q no me puedo explicar y siempre lloro siga escribiendo asi de bonito q dios lo bendiga hoy y siempre

Mi nombre es Carlos Antonio

Mi nombre es Carlos Antonio Bautista Espinosa y voy en cuarto grado de primaria y uno de los valores principales que nos han enseñado en el colegio donde voy es el de el compromiso con los demas hermanos, el de el amor y la equidad y si damos con el corazón, entonces recibiremos mucho más.

No importa si eres rico o pobre, siempre hay que compartir lo material o lo espiritual, como la amistad y nunca estaremos solos.

Estoy super contenta de estar

Estoy super contenta de estar recibiendo estos cuentos tan hermoso me ha servido muchisimos para mi hija, y ella cada rato me pregunta si he recibido mas cuento,y yo le digo que si porq ella le facina los cuentos que recibe son tan comunicativo y tan bonito que ella se pasa leyendo.Le doy las gracias por ser ustedes tan importante situacion y dar oportunidad a los jovenes a que disfruten de estos cuentos tan hermoso.El que lea este mensaje le exorto que se escriban que le va ha servir muchisimo en desarrollarse independientemente mental y ademas le servira a desarrollar su lectura principalmente gracia por ser tan genoroso por enviar los cuento.

Estoy muy feliz de recibir

Estoy muy feliz de recibir cuentos para mis hijos porque son muy bonitos y dejan una enseñanza. a ellos les encantan sus cuentos, estan contentos y ver a mis hijos asi me hace muy feliz. gracias. rosalia