La hamburguesa que no quería ser comida basura

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.6

Valores

Comida sana y no caprichosa

Enseñanza

Enseñar a espaciar la "comida basura" y no abusar de ella

Ambientación

Una hamburguesería

Personajes

Una hamburguesa y sus clientes

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

La hamburguesa que no quería ser comida basura

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento sobre la comida basura

Había una vez una hamburguesa que tenía muchas vidas. Cada día se despertaba en su hamburguesería, esperaba pacientemente el turno hasta que era preparada por uno de los cocineros, y finalmente era servida en cualquiera de las mesas. Mientras la comían, ella hacía todo lo posible por ser sabrosísima, y con el último bocado del cliente, sentía como si se apagara la luz y se fuera a dormir. Y al día siguiente se repetía la historia.

Nuestra hamburguesita podría haber seguido viviendo así de tranquila durante muchos años, si no hubiera sido porque un día, mientras esperaba su turno en el fogón, pudo escuchar cómo uno de los clientes la llamaba “comida basura” ¡Cuánto se enfadó! Estaba tan furiosa que casi se quemó.
A partir de ese momento, se dio cuenta de que mucha gente usaba esa expresión para hablar de ella y sus hermanas. Y tras escuchar atentamente cualquier programa de radio o televisión donde se hablara de comida basura o comida sana, llegó a una terrible conclusión: era verdad que era “comida basura”.

Ahora comprendía por qué la mayoría de sus clientes favoritos estaban mucho más gordos que cuando los conoció, o por qué los que visitaban mucho el local tenían mal aspecto. La hamburguesa se sintió fatal, ¡todo era por su culpa! Así que trató de encontrar una solución, alguna manera de evitar aquel odioso nombre.

Y entonces se le ocurrió. Cuando vio que entraba uno de aquellos niños que pisaban al local casi a diario, escogió el mejor sitio, y esperó a ser servida. Una vez en manos del niño, cuando llegó al momento más especial, el del primer mordisco, se concentró tanto como pudo y… no pasó nada. El niño hincó los dientes en la hamburguesa y masticó aquel bocado normalmente. Luego dio otro, con la hamburguesa igual de concentrada, pero todo siguió igual... Así siguieron varios bocados más, y la hamburguesa estaba ya a punto de rendirse, cuando oyó la voz del niño:

- ¡Puaj!, ¡Qué rollo! Esta hamburguesa no sabe a nada.

Aquello fue sólo el principio de un plan que resultó perfecto. La hamburguesa convenció a todas sus hermanas de que no tuvieran ningún sabor cuando los clientes hubieran estado comiendo allí sólo unos días antes, a cambio de estar aún más sabrosas cuando espaciaran más las visitas. De esa forma, dejaron de ver siempre las mismas caras enfermizas y regordetas, y muchos de sus amigos comilones consiguieron un aspecto mucho más saludable, además de degustar hamburguesas muchísimo más ricas.

Y es muy posible que esas hamburguesas sean muy viajeras porque, desde entonces, en todas partes disfrutas mucho más del sabor de una comida cuando llevas tiempo sin probarla, que cuando tratas de comer lo mismo todos los días.


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 8.6 (262 votes)
si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

Muy buen cuento,Los felicito.

Muy buen cuento,Los felicito.

Esta buenisimo el cuento, me

Esta buenisimo el cuento, me servira mucho para mi clase de educacion alimentaria

No me gustó el cuento porque

No me gustó el cuento porque no tiene una conclusión lógica. Si las hamburguesas no tienen sabor no vuelvo y punto.

Amigo, es necesario que sepas

Amigo, es necesario que sepas identificar el propósito de este cuento. Cada tipo de texto cumple una intención.

buenn cuento me sirvio mucho

buenn cuento me sirvio mucho gracias

Hola! Ecxelente cuento... Lo

Hola! Ecxelente cuento... Lo compartì con mis alumnos de 3º grado, de la Escuela Nº 349 de la ciudad de Viedma, trabajando el "derecho" a tener una alimentación sana, y a la responsabilidad que nos compete a los adultos y a los niños.
Espero otros cuentos!!!
Cariños, Laura.

El cuento estuvo muy lindo

El cuento estuvo muy lindo nos ayuda a valorar el sabor de las comidas y a saber que aunque la hamburguesa es comida chatarra no hace daño si se la come de ves en cuando el problema radica si lo hacemos a diario.

Muy bueno este cuento.muy

Muy bueno este cuento.muy ingenioso para hacer pensar sin prohibir

es un cuento muy padre, me

es un cuento muy padre, me gusto la historia

Precioso y muy original,

Precioso y muy original, además de productivo!
Un abrazo fresquito, (que con estos calores, los abrazos calurosos no son tan agradecidos),
Azucena