EL hipopótamo cantor

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos con actividades. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.7

Valores

Evitar la envidia y aceptar las limitaciones naturales viendo sus cosas positivas

Enseñanza

La envidia por lo que otros tienen de forma natural y no es normal en uno mismo, puede llevar a comportarse de forma inadecuada

Ambientación

Un río en zona salvaje

Personajes

Un hipopótamo y un pajarito

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

EL hipopótamo cantor

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento sobre la envidia y saber aceptarnos tal y como somos

Érase una vez un hipopótamo que vivía en un río, junto a un gran árbol solitario. Un día, anidó un pájaro en el árbol, y los cantos y el volar del pájaro despertaron en el hipopótamo tanta envidia que no podía pensar en otra cosa, lamentándose diariamente por ser un hipopótamo, a pesar de las palabras del pájaro, que le contaba la suerte que tenía de ser tan grande y nadar tan bien.

Finalmente se animó a salir del río dispuesto a subir al árbol, encaramarse en una rama, y ponerse a cantar. Pero al intentar subir al árbol, comprobó que no tenía alas, ni garras para trepar, ni podía saltar, y al ver que no conseguía su objetivo, se lanzó rabioso a dar golpes al árbol, hasta que lo derribó.

Entonces, triunfante, se puso sobre las hojas del suelo, y comenzó a cantar. Pero los hipopótamos tampoco pueden cantar, así que de su boca salieron horrorosos sonidos, y todos los animales acudieron a burlarse del hipopótamo envidioso que cantaba posado en un rama de un árbol que estaba en el suelo.

Y pasó tanta vergüenza, que decidió no volver a lamentar ser hipopótamo, y arrepentido por haber derribado el árbol, dedicó toda su fuerza a volver a levantarlo, replantarlo y cuidarlo hasta que se recuperó totalmente.

¡Vamos a trabajar el cuento, ahora que aún está fresco!

Un minuto para pensar...

¿Te das cuenta de que para poder hacer unas cosas hay que renunciar a otras? Piensa en qué cosas no podrías hacer si en lugar de un niño fueras uno de tus animales favoritos

Una buena conversación

Habla con tu hijo sobre aquellas cualidades tuyas que más valoras, y aquello a lo que has tenido que renunciar para poder desarrollarlas. Cuéntale las cosas que has tenido que dejar de hacer por dedicarte a tu familia, y por qué, aunque a veces cueste, no te arrepientes de ello

¿Y si pasamos a la acción?

Para aprender a aceptar que no se puede tener todo, un experimento artístico: crear un súper personaje: haced una lista con todo, absolutamente todo, lo que os gustaría que pueda hacer el personaje. Luego, con piezas de Lego o plastilina, creadlo. Eso sí, no puede ser mayor que una mano abierta, y cada cosa que haga necesita al menos una pieza. ¿A que es difícil? Podéis dejar el resultado en algún lugar visible para recordar que hay que renunciar a algunas cosas para tener otras

Cuentos gratis en tu eMail

Recibirás nuestros cuentos, guías y otros recursos

síguenos


Puntuación media: 8.7 (285 votes)

Otras versiones y opciones de este cuento

Como afiliados de Amazon ganamos dinero por las compras realizadas a través de este enlace

si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

jajajajaja

jajajajaja

yo tb

yo tb

No hagas comentarios

No hagas comentarios tontos...