El inagotable pozo de las maravillas

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos con actividades. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.7

Valores

Aprovechar el tiempo

Enseñanza

Hay que aprender a aprovechar el tiempo, porque es el medio con el que hacemos todo lo que nos gusta

Ambientación

Un bosque

Personajes

Un niño y un enano

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

El inagotable pozo de las maravillas

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento para enseñar a aprovechar el tiempo

Loren era un niño al que lo que más le gustaba era estar tumbado mirando al techo, o sentado tranquilamente ante el televisor. Sabía que a sus padres no les gustaba mucho que pasara tantas horas así, pero le gustaba la comodidad de aquella vida y, después de todo, tampoco iba tan mal en el colegio...

Cierto día, saliendo de excursión, Loren se sentó un rato a descansar y cuando quiso darse cuenta, se había descolgado del grupo y estaba perdido. Pero justo entonces, al ponerse en pie, se quedó de piedra al descubrir un pequeño enano que caminaba rápidamente entre los árboles. Iba tan enfadado gruñendo y gritando, que no se dio cuenta de que una gran roca bajaba rodando por la colina. Y de no ser por los reflejos de Loren, que saltó para apartar al enano, la roca lo hubiera aplastado.

Tras recuperarse del susto, el enano se mostró tan agradecido, que no dejó de insistir hasta convencer a Loren para que le acompañase a un lugar secreto de los enanos.

Así, caminando por entre las montañas, llegaron a un pequeño claro en cuyo centro se veía algo parecido a un pozo.

Este es un pozo mágico- explicó el enano-. Cada poco tiempo aparecen unos regalos estupendos, y quien está aquí cuando salen, puede quedarse con ellos y disfrutarlos cuanto quiera.

Loren no sabía si creerse aquella historia, pero en aquel mismo instante surgió del pozo una bicicleta impresionante.

- ¿Puedo quedármela? - preguntó Loren.
- ¡Claro, es toda tuya! ¡Que la disfrutes!

Loren se acercó y estuvo durante un buen rato mirando la bici, emocionado. Finalmente, la probó.

Pero no por mucho tiempo, porque sin previo aviso todo desapareció, y el trasero de Loren acabó de golpe en el suelo. Y se hubiera enfadado mucho con el enano, de no haber visto salir del pozo el disfraz de su héroe favorito, con todos sus complementos especiales. Otra vez estuvo contemplando aquella maravilla unos minutos, y otra vez, al poco de vestirse completamente y comenzar a jugar, el regalo desapareció.

Y así fue desfilando ante los ojos de Loren todo aquello que más le gustaba, pero ni una sola cosa duró mucho tiempo. Al principio el niño se enfadó, pues quería conservar todo aquello para llevarlo a casa, pero comprendiendo que no iba a ser posible, se conformó con disfrutar cada una de las maravillas que el pozo ofrecía, hasta que no pudo más.

Cuando descansaba junto a su amigo el enano, este le explicó que así había funcionado siempre aquel pozo: constantemente hacía regalos maravillosos, y constantemente esos regalos desaparecían poco después. Y le contó también cómo todos terminaban aceptando que el pozo era mejor así, ofreciendo algo nuevo cada vez.

El tiempo pasó tan rápido que cuando se dieron cuenta todo el mundo llevaba horas buscando a Loren. Al oír los gritos, el enano salió huyendo, y sólo tuvo tiempo de decir:

- No puedo dejar que me vean, ni que recuerdes dónde está este lugar. Pero para que no me olvides te haré un regalo.
Y entregándole un pequeño paquetito, dijo antes de desaparecer.
- Es una copia chiquitita del pozo, pero es igual de mágica. Si aprendes a mirarla, te dará todas las alegrías ¡Adiós, y gracias por salvarme!

Con el jaleo que se armó cuando lo encontraron en medio del bosque, Loren se olvidó de su regalo hasta unos días después. Decidió abrirlo encerrado en su cuarto, como si se tratara de un secreto, sólo para descubrir que era un simple reloj de mesa con una imagen de Loren jugando junto al pozo.

“Enano bromista”, pensó “ya me parecía que tener una copia del pozo sería demasiado”. Y se sentó sobre la cama a practicar su especialidad de dejar pasar el tiempo. Pero cuando la aguja del reloj avanzó cinco minutos, un pequeño resplandor salió del mismo, y su alegre imagen se deshizo en mil pedazos, para cambiarse por la de un niño solitario y aburrido. Y lo mismo ocurrió cinco minutos después, y cada vez que pasaban cinco nuevos minutos en los que no había hecho nada.

Loren empezó a comprender ¿Y si los regalos del pozo fueran los propios minutos? ¿Sería eso a lo que se refirió el enano con saber mirar? Así todo tendría sentido: por eso no podía acumular regalos, porque el tiempo no puede pararse, y por eso tenía que aprovechar los regalos que llegaban, porque una vez que se esfumaban ya no volverían nunca. Entonces pensó en sus propios minutos, todos esos que pasaba ante el televisor o tumbado en su cuarto ¡no volverían nunca! Y se dio cuenta de que, como con los regalos del pozo, tenía que empezar a disfrutarlos cuanto antes.

Desde entonces parecía que hubiera dos o tres Loren en casa. Allá donde estaba, aprendía a abrir los ojos para descubrir a cada momento qué fantástico regalo le había hecho el pozo del tiempo. Y aprendió a ver un libro que no había leído, un juego al que no había jugado, un amigo con el que no había hablado, una lección que no había aprendido... De cada cosa que le rodeaba aprendió a hacer un regalo que disfrutar al máximo. E incluso, cuando veía el televisor, parecía que miraba con más interés, porque ya no estaba dispuesto a desperdiciar ninguno de los regalos del pozo mágico del tiempo.


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 8.7 (110 votes)

Como afiliados de Amazon ganamos dinero por las compras realizadas a través de este enlace

si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

MAGNÍFICO CUENTO SOBRE LA

MAGNÍFICO CUENTO SOBRE LA IMPORTANCIA DE APROVECHAR LA VIDA (TIEMPO)

Me gustan estos cuentos. Soy

Me gustan estos cuentos. Soy profesora, y con mis alumnos, trabajo estos cuentos, intentando solventar algunos problemillas que ocurren tanto dentro como fuera del aula.

Excelente cuento tiene muy

Excelente cuento tiene muy buen mensaje para los niños este cuento los anima a ser investigadores cada dia gracias . att Rosangela estudiante en Educacion Inicial

Gracias mil, por ese gran

Gracias mil, por ese gran favor que nos hacen brindandonos la oportunidad de disfrutar ese material tan agradable que ustedes poseen.
BIASNETH.

Muchas gracias. Interesante y

Muchas gracias. Interesante y muy propio este cuento para llegar a las mentecitas que estamos formando hoy en dia. el tiempo es oro y hay que valorarlo. Mil gracias .
BERSSI NAIR TOVAR

graacias por ser tan

graacias por ser tan colabaoradores con la educacion de nuestros hijos ya que con estas lecturas puesmejoramos el papel de padres en función hacia nuestra sociead

Es uno de los cuentos más

Es uno de los cuentos más maravillosos que he leido!!! Muchas Gracias...:)