Orejas mágicas para niños tímidos

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos con actividades. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.5

Valores

Vencer la timidez

Enseñanza

Ayudar a los niños tímidos a darse cuenta de que su lenguaje corporal puede decir cosas que les provoquen aún más vergüenza que el trato normal

Ambientación

Una casa moderna

Personajes

Un niño, una niña y un duende

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

Orejas mágicas para niños tímidos

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento para niños tímidos

Juan era un niño muy tímido. Sentía tanta vergüenza al estar con otras personas, que no se atrevía a decir nada, y se quedaba casi siempre quieto y callado en una esquinita, temiendo lo que pudiera pasar si habría la boca.

Un día, durante una visita, Juan sintió tanta vergüenza que se escondió en una habitación. De repente, una burbuja apareció ante sus narices, y de ella surgió un pequeño duende. Con exagerados gestos de dolor, se tapaba sus grandes orejas con las manos y gritaba:

- ¡Por favor! ¡Por favor! Deja de gritar así. No lo puedo aguantar...

Con el susto el niño olvidó su timidez, y preguntó al duendecillo:

- ¿Por qué lloras? ¿Quién te está gritando?
- ¿¡Cómo que quién me grita!? - respondió indignado- pues tú, ¿hay alguien más aquí?

El niño miró a su alrededor. Era verdad, estaban solos.

- ¿Qué? Pero si yo casi nunca digo nada... siempre me porto muy bien – dijo tratando de excusarse.
- ¡Ah, claro! - siguió hablando el duendecillo sin perder su enfado- Y voy yo y me lo creo. Tú gritabas como hace tiempo que no he oído a nadie gritar...
- Pero si no he abierto la boca...
- ¡Anda! ¡Esta sí que es buena! ¡Como si para gritar como un loco hubiera que abrir la boca!
- Pues claro- respondió Juan- ¿cómo voy a gritar sin abrir la boca?

Entonces la cara del duende cambió del enfado a la sorpresa.

- Aaahhh....- dijo bajando el tono de voz- ¿Pero es que no lo sabes? ¿Nadie te ha contado que tus ojos, tu manos, tus pies y todo tu cuerpo hablan todo el rato? ¡Ahora lo entiendo todo!

Y acercándose a Juan, como en secreto, el duende comenzó a explicarle que cada parte del cuerpo habla su propio idioma sin parar, y cómo cada gesto que hacemos dice unas cosas u otras, en voz bajita o a gritos. Y al final, le entregó un frasquito, dejó caer sus gotitas mágicas en las orejas al niño, y le dijo:

- Ahora comprobarás lo que te digo. Con esta poción podrás ser como yo y oír a través de tus orejas lo que dice la gente sin abrir la boca.

Fue una experiencia increíble para Juan. Durante unos pocos días, pudo escuchar cómo todo el mundo mantenía dos o tres conversaciones, incluso estando completamente callados. Y escuchó a sus papás decirse cosas bonitas con la mirada, y a los pies de la vecina protestar porque el ascensor tardaba en llegar, y a la cabeza del carnicero agradecer a una señora lo generosa que había sido con la propina. Pero lo que más le sorprendió fue cuando en un cumpleaños coincidió con otra niña tímida, que miraba constantemente al suelo y no se atrevía a hablar con nadie. Sus mágicas orejas pudieron oír sus grandes gritos: “¡no quiero estar aquí! ¡no quiero jugar con nadie! ¡odio las fiestas!“ Y sabiendo que no era verdad lo que decían los ojos y los pies de aquella niña, se acercó junto a ella y le contó lo que estaba gritando sin saberlo, y mojó sus orejas con las gotitas mágicas ¡Eso sí que les hizo sentir vergüenza!

Juntos, Juan y su nueva amiga se propusieron investigar qué gestos y posturas hacían que sus cuerpos fueran más callados y agradables. Y así fue como descubrieron que sonriendo, mirando a los ojos, acercándose más a las personas y diciendo “hola” y “adiós” cortésmente, sus cuerpecitos dejaron de ser unos gritones, para convertirse en tipos simpáticos y agradables.


Puntuación media: 8.5 (172 votes)

Como afiliados de Amazon ganamos dinero por las compras realizadas a través de este enlace

si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

Es. Maraviyoso

Es. Maraviyoso

lo oi en el colegio lo conto

lo oi en el colegio lo conto la profesora XD

Estimado Pedro Pablo, A este

Estimado Pedro Pablo,

A este cuento le vendría bien una revisión de ortografía. Me ha extrañado; los demás están muy bien.

Un saludo

de una menera incomprendible

de una menera incomprendible para mi , que no hace mucho odiaba la lectura , me han cautivado, no siempre se que decir por eso no dejo muchos comentarios pero simpre leo sus maravillosos cuentos y quisiera que sepan que desde lo mas profundo de mi corazon le agradeaco a cada uno de los ingeniosos colaboradores de cuenta cuentos por el espacio , por su tiempo , por su altruismo y compartir de esta manera con tantas personas ese don que tienen esa creatividad que dios les regalo y sin mas que decir me despido
attentamente:

francinipricila de yahoo

Perdone mi atrevimiento al

Perdone mi atrevimiento al utilizar la hoja de comentarios para pedirle un favor. Una amiga mía ha empezado un blog, donde escritores nobeles pueden empezar a darse a conocer. Y creemos que si usted nos la colgara en su página daríamos a las personas más oportunidades para conocerle: http://esperandoagala.blogspot.com/ . El otro blog es de cuentos infantiles que en cada uno de ellos escribe los valores humanos que se están perdiendo hoy en la sociedad, y me imagino que en su blog entren muchos padres a los que les puedan interesar: http://habiaunavezuncuento.blogspot.com/
esperando que le guste estos blog y que pueda ponerlo en el suyo para poder darlo a conocer, agradeciéndoselo de antemano.
Cariños sinceros desde gran canaria.

Esto es mucho más que un

Esto es mucho más que un cuento....me cae del cielo...la verdad me iluminaste para enfocar desde otro ángulo la timidez de una niña....GRACIAS DE CORAZÓN

Muy lindo sus cuentos Este

Muy lindo sus cuentos
Este esta muy bueno para mis alumnos de teatro.
Me sirve como ejercicio-
Muchisimas gracias

MUY BUENO EL CUENTO ,TIENE

MUY BUENO EL CUENTO ,TIENE MUCHA REFLEXION AUNQUE YA SEPAMOS QUE UNA SONRISA TE CAMBIA EL DIA TODAVIA SEGUIMOS SIN HACERLO,HAY QUEPONERLO EN PRACTICA DIA A DIA Y MAS CON LAS PERSONAS QUE AMAMOS