El príncipe y el juguetero

Ficha del cuento
8.4

Valores

Compartir

Enseñanza

Un cuento para aprender a valorar los juguetes y compartirlos

Ambientación

Un país de cuento

Personajes

Un niño príncipe, un juguetero y sus juguetes

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Descargar
Imprimir

El príncipe y el juguetero

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento para aprender a compartir los juguetes

Había una vez un pequeño príncipe acostumbrado a tener cuanto quería. Tan caprichoso era que no permitía que nadie tuviera un juguete si no lo tenía él primero. Así que cualquier niño que quisiera un juguete nuevo en aquel país, tenía que comprarlo dos veces, para poder entregarle uno al príncipe.

Cierto día llegó a aquel país un misterioso juguetero, capaz de inventar los más maravillosos juguetes. Tanto le gustaron al príncipe sus creaciones, que le invitó a pasar todo un año en el castillo, prometiéndole grandes riquezas a su marcha, si a cambio creaba un juguete nuevo para él cada día. El juguetero sólo puso una condición:
Mis juguetes son especiales, y necesitan que su dueño juegue con ellos - dijo - ¿Podrás dedicar un ratito al día a cada uno?
¡Claro que sí! - respondió impaciente el pequeño príncipe- Lo haré encantado.
Y desde aquel momento el príncipe recibió todas las mañanas un nuevo juguete
. Cada día parecía que no podría haber un juguete mejor, y cada día el juguetero entregaba uno que superaba todos los anteriores. El príncipe parecía feliz.

Pero la colección de juguetes iba creciendo, y al cabo de unas semanas, eran demasiados como para poder jugar con todos ellos cada día. Así que un día el príncipe apartó algunos juguetes, pensando que el juguetero no se daría cuenta. Sin embargo, cuando al llegar la noche el niño se disponía a acostarse, los juguetes apartados formaron una fila frente él y uno a uno exigieron su ratito diario de juego. Hasta bien pasada la medianoche, atendidos todos sus juguetes, no pudo el pequeño príncipe irse a dormir.
Al día siguiente, cansado por el esfuerzo, el príncipe durmió hasta muy tarde, pero en las pocas horas que le quedaban al día tuvo que descubrir un nuevo juguete y jugar un ratito con todos los demás. Nuevamente acabó tardísimo, y tan cansado que apenas podía dejar de bostezar.

Desde entonces cada día era aún un poquito peor que el anterior. El mismo tiempo, pero un juguete más. Agotado y adormilado, el príncipe apenas podía disfrutar del juego. Y además, los juguetes estaban cada vez más enfadados y furiosos, pues el ratito que dedicaba a cada uno empezaba a ser ridículo.
En unas semanas ya no tenía tiempo más que para ir de juguete en juguete, comiendo mientras jugaba, hablando mientras jugaba, bañándose mientras jugaba, durmiendo mientras jugaba, cambiando constantemente de juego y juguete, como en una horrible pesadilla. Hasta que desde su ventana pudo ver un par de niños que pasaban el tiempo junto al palacio, entretenidos con una piedra.

Hummm, ¡tengo una idea! - se dijo, y los mandó llamar. Estos se presentaron resignados, preguntándose si les obligaría a entregar su piedra, como tantas veces les había tocado hacer con sus otros juguetes.

Pero no quería la piedra. Sorprendentemente, el príncipe sólo quería que jugaran con él y compartieran sus juguetes. Y al terminar, además, les dejó llevarse aquellos que más les habían gustado.

Aquella idea funcionó. El príncipe pudo divertirse de nuevo teniendo menos juguetes de los que ocuparse y, lo que era aún mejor, nuevos amigos con los que divertirse. Así que desde entonces hizo lo mismo cada día, invitando a más niños al palacio y repartiendo con ellos sus juguetes

Y para cuando el juguetero tuvo que marchar, sus maravillosos 365 juguetes estaban repartidos por todas partes, y el palacio se había convertido en el mayor salón de juegos del reino.


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 8.4 (331 votes)
si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

Excelente cuento te felicito

Excelente cuento te felicito desde Puerto Rico

Hace un año, en el Jardin de

Hace un año, en el Jardin de mi niño me pidieron ir a contarles un cuento. Elegí este que me fascino, y definitivamente a todos esos pequeñitos de 1ro de kinder tambien! Por supuesto que mi hijo estaba orgulloso de poder compartir esos momentos conmigo y su salon de clases!

hola a mi me pidieron que

hola a mi me pidieron que mañana vaya a contar un cuenta precisamente a kinder 1.. que material llevaste??

Es un cuento impresionante,

Es un cuento impresionante, se lo voy a contar a mis sobrinos. Espero que les encante y que impresione también de alguna manera. Saludos

QUE CHULI EL CUENTO, ME HA

QUE CHULI EL CUENTO, ME HA GUSTADO MUCHO.

hola me llamo blanca, soy

hola me llamo blanca, soy lectora voluntaria en el kinder d mi niña, les leo un cuento cada jueves, mañana leere este. Estoy segura que algunos niños se identificran con este cuento. saludos desde cd. juarez. Felicidades y gracias por compartir tus cuentos con nosotros.

Trata de un niño que todo

Trata de un niño que todo queria y que queria tener los mejores juguetes que invito al juguetero a pasr todo un año en el castillo pero el juguetero le dijo al pequeno principe que sus juguetes eran muy especiales y que tenian que ser usados por el, pero un dia fueron mucho los juguetes que el prim}ncipe ya no podia jugar con todos y los apartaba pero una noche todos los juguetes se paraban y le decian a l principe que tenia que jugar con ellos.

Hola a mi sobrino y a mi nos

Hola a mi sobrino y a mi nos encanto su cuento,es algo que pasa comunmente con cierta parte de los niños,bueno con los papas,porque en la actualidad,la vida corre rapidamente,se va en trabajar ,trabajar pero hay que tomar en cuenta que los niños crecen rapido,despues ya no van a querer escucharlos ellos a los papas,una platica a tiempo,una cancion,un cuento para dormir,soñar,sonreir,un abrazo,un beso,compartiendo amor,que es lo mas importante.Gracias a Usted Pedro Pablo por estas paginas llenas de valores y aprendizajes.rosa maria D.l.b.

Cuento copiado en:

Cuento copiado en: http://www.cuentosinfantilescortos.org/2011/05/el-pequeno-principe-y-el-juguetero.html

Me parece que te están copiando en la página que te indico, todos los cuentos que vas publicando.

Por cierto, enhorabuena por la página!!

ESA ES LA ACTITUD SEÑOR

ESA ES LA ACTITUD SEÑOR !!!!!
JUSTAMENTE ESA ES LA FUNCIÓN DE LOS VALORES SIMENTADOS EN UNA PERSONA: QUE A PESAR DE LAS DIFICULTADES, A PESAR DEL DOLOR Y DE LO INJUSTO QUE PARESE LA VIDA, CUANDO CONSEGUIMOS VER MÁS ALLÁ DE LOS PROBLEMAS Y NOS DAMOS CUENTA DE LAS OPORTUNIDADES QUE DETRÁS DE ELLOS SE ESCONDEN, ENTONCES SABEMOS QUE ALGO BUENO NOS ESPERA, SABEMOS ENTONCES QUE DIOS NOS HA DADO UNA OPORTUNIDAD Y SOLO DEBEMOS TENER EL VALOR Y LA FÉ PARA TOMAR ESA OPRTUNIDAD Y BUSCAR EN ELLA LA FELICIDAD . . . SALUDOS, Y QUE DIOS LOS BENDIGA AUN MÁS CADA DÍA !!!!!

Saludos soy lectora de sus

Saludos soy lectora de sus cuentos ,me encantan ,no sabia por que no me estaban llegando sus actualizaciones,pero graciias por seguir escribiendo que Dios los colme de bendiciones

Muy buen cuento a mis hijos

Muy buen cuento a mis hijos les gusto mucho. Que tengan mucha suerte con su nuevo bebe!!!! Nosotros cuando tuvimos a nuestra segunda hija tambien pasamos unos días complicados pero por suerte todo salio bien. Suerte y graciás por todos los cuentos que nos entrega

Precioso cuento y de gran

Precioso cuento y de gran importancia para los más pequeños. ¡Me ha encantado!

Gracias!! Es precioso...que

Gracias!! Es precioso...que bueno que a pesar de todo lo que has pasado no dejes de escribir y compartir. Mis mejores deseos para ti y tu hijito...

Un cuento precioso,

Un cuento precioso, recordemos siempre: compartir es viure, compartir es vivir. Un besazo fuerte para Javier!!!!