La gran carrera de coches salvajes

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.7

Valores

Bondad y generosidad

Enseñanza

Los buenos sentimientos se muestran practicándolos, sobre todo cuando exigen nuestra renuncia

Ambientación

Un circuito de carreras

Personajes

Dos niños y varios coches

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

La gran carrera de coches salvajes

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento sobre los buenos sentimientos

En un lejano país existía una raza de pequeños coches salvajes que circulaban libremente por el campo. No necesitaban carreteras ni gasolina, pues para moverse les bastaban los buenos pensamientos y deseos, una original idea de su excéntrico inventor.

Aquellos coches se hicieron famosísimos, y las carreras de coches salvajes eran el pasatiempo favorito de todos. No había niño que no soñara con pilotar uno, pues su poco peso y su sinceridad les convertía en pilotos ideales. Y como encontrar niños ligeros y de buen corazón que supieran mantener buenos sentimientos durante toda una carrera era difícil, frecuentemente se celebraban pruebas para descubrir nuevos talentos, en las que cada chico tenía una única oportunidad de demostrar su habilidad con los coches salvajes.

Así, la caravana de pruebas llegó a la pequeña ciudad en que vivía Nico, un niño bueno y alegre que, como muchos otros, no durmió esa noche mientras hacía cola esperando su turno para pilotar uno de aquellos coches. Durante la espera, muchos niños ensayaban y practicaban sus buenos deseos y pensamientos pero en cuanto se abrieron las puertas, una gran carrera de codazos y empujones descubrió que no todos eran tan buenos como parecían. Sin embargo, los organizadores ya lo debían tener previsto, y tras unas pocas pruebas tan sencillas como dar las gracias por una chocolatina, ayudar a preparar el material de las carreras o atender respetuosamente a una viejecita un poco pesada, sólo quedó un grupito de niños verdaderamente bondadosos, entre los que se encontraba Nico.

Así, los niños fueron subiendo a los coches por turnos para dar unas vueltas al circuito. A Nico le tocó el último turno, pero no le importó mucho, pues disfrutó de lo lindo viendo de cerca cómo aceleraban los coches salvajes. Cuando le llegó el momento, el corazón le latía a mil por hora. Con la emoción, apenas podía correr, y fue el último en subir a su coche. Tan contento estaba, que tardó un poco en darse cuenta de que aún quedaba un último niño por subir; uno que caminaba usando muletas y no había podido llegar antes. Y a su lado, escuchó cómo el jefe de las pruebas decía:

- Lo siento muchísimo, chico, ya no quedan coches y ésta es la última prueba de hoy. Los coches tienen que descansar ya. Venga, ya tendrás tu oportunidad otro día...

Al recordar el brillo emocionado que despedían un rato antes los ojos de aquel niño, y ver ahora su profunda tristeza, Nico respiró hondo, bajó del automóvil y dijo:

- No pasa nada. Yo le dejo mi coche.

El motor del coche salvaje rugió como nunca, mientras el niño accidentado subía lleno de alegría. Nico se quedó satisfecho por lo que había hecho, aunque un pelín desilusionado. Pero antes de arrancar, el otro niño descubrió en Nico ese puntito de tristeza y, agradecido, le tendió la mano diciendo.

- Sube. Iremos los dos juntos, aunque vayamos un poco más despacio.

Nico subió de un salto. Los niños se abrazaron alegres, pero apenas pudieron hacer nada más. ¡Su coche tronó como un cohete, y salió a la velocidad del rayo!

Aquella carrera rompió todos los récords conocidos y, durante esa misma temporada, Nico y su amigo arrasaron en cuantas competiciones participaron, convirtiéndose en ídolos de grandes y pequeños, y paseando felices su amistad y sus buenos sentimientos por todos los rincones del mundo.


Si te gustó, por favor, en serio te lo pido, regálame un +1
Puntuación media: 8.7 (350 votes)
si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

ESPERO QUE PRONTO PUBLIQUEN

ESPERO QUE PRONTO PUBLIQUEN MI COMENTARIO, O QUE SAQUEN LOS COMENTARIOS DEL TAL FL..., QUE ESTAN DEMASIADO FUERA DE LUGAR EN ESTE ESPACIO PARA NIÑOS.

Me gusto mucho por las

Me gusto mucho por las carreras y la amistad entre los amigos. Bryan Alberto Magdaleno Ibarra

Nos encanta la amistad entre

Nos encanta la amistad entre amigos, Nico nos parece muy solidario, nos gustaría ser siempre como él.

Me encanto el cuento por la

Me encanto el cuento por la enseñanza que tiene, a mis hijos les encanto y me pidieron que se los leyera de nuevo otra vez. Esta excelente su página a partir de hoy de aqui les voy a poder leer un cuento a mis hijos, y que mejor si el contendo del cuento es para reforzar los valores como lo es la amistad.. gracias por pensar en nosotros como padres y darnos herramientas como esta para poder educarlos con mejores valores..

muy buenos los cuentos que

muy buenos los cuentos que comparten son excelentes para enseñar a los niños los valores que ya se han perdido en la juventud muchas gracias por el apoyo felicitaciones .....

gracias por compartir esa

gracias por compartir esa gran imaginacion que hay detras de cada cuento. A mi hija se los leo quien le encantan y aprende de sus valores.
Sole

Yo pienso que el cuento fue

Yo pienso que el cuento fue una MIERDA total al igual que todos los demas de la pagina bye

A este hay q contarle uno

A este hay q contarle uno sobre la gente de boca sucia y la educacion...que horror!

GRACIAS AL AUTOR DE LOS

GRACIAS AL AUTOR DE LOS CUENTOS POR APOYAR A LOS PADRES CON CUENTOS DE GRAN CONTENIDO EN VALORES. QUE DESGRACIA PARA LA HUMANIDAD, QUE EXISTAN PERSONAS CON TAN POCOS VALORES Y EDUCACION COMO EL TAL FL..., POR ESO EL MUNDO ESTA COMO ESTA. LO QUE ESTA CLARO ES QUE ESTA PERSONA NO TIENE IDEA DE LO QUE SON "BASES" EN LA EDUCACION Y LOS VALORES. LO QUE JAMAS VALDRA LA PENA, SON SUS COMENTARIOS EN ESTE ESPACIO, QUE NO ES APTO PARA PERSONAS TAN NEFASTAS COMO EL TAL FL..., GRACIAS A DIOS QUE EXISTAN MUCHAS PERSONAS COMO EL SEÑOR SACRISTAN... PERSONALMENTE ABOGO POR EL DERECHO DE LOS NIÑOS, ES UNA GROSERIA QUE ALGUIEN SIN ESCRUPULOS "MANCHE" CON BASURA ESTE ESPACIO DEDICADO "PARA LOS NIÑOS", PARA SUS PADRES Y LOS MAESTROS. ESPERO QUE PRONTO BORREN ESE COMENTARIO TAN FUERA DE LUGAR PORQUE LOS NIÑOS SIGUEN LEYENDO Y NO MERECEN TENER ACCESO A COMENTARIOS BASURA, CUANDO MUCHOS PADRES NOS PREOCUPAMOS PARA QUE ELLOS RECIBAN LECTURA DE CALIDAD HUMANA.

No vale la pena perder tiempo

No vale la pena perder tiempo leyendo tu comentario, ni siquiera tienes bases para calificarlo de esta manera