El niño y el repollo

Toca la imagen del cálamo de abajo para acceder gratis a nuestra mejor selección de cuentos con actividades. Descárgalos y disfruta de ellos siempre que quieras

Advertisement

¿Dónde empezar? Descarga la guía gráfica "Educar con cuentos", disfruta nuestros videocuentos y prueba Jakhu Cuentos, nuestra app de cuentos infantiles.

Ficha del cuento
8.1

Valores

Comer vegetales y otras cosas que puedan gustar menos

Enseñanza

Simple cuento simpático que puede ayudar a que los niños vean las verduras con otros ojos

Ambientación

Un pueblo

Personajes

Un niño y un repollo

Abajo tienes el texto del cuento y un enlace para descargarlo. Úsalo para trabajar el desarrollo emocional y cognitivo de tus niños o tu bebé, y ayudarte en tu labor de padre o madre

Advertisement
Descargar
Imprimir

El niño y el repollo

Llévate estos cuentos
Cuentos para niños
Cuentos para dormir

Cuento infantil para enseñar a comer de todo

Había una vez un niño que, aunque era muy bueno y obediente, odiaba comer repollo. Siempre que tocaba comerlo protestaba y se enfadaba muchísimo. Un día, su mamá decidió enviarle al mercado a comprar ¡un repollo!, así que fue muy disgustado.
En el mercado, el niño tomó un repollo de mala gana, pero no era un repollo cualquiera. Era un repollo que también odiaba a los niños. Así que después de una discusión gordísima, el niño y el repollo volvieron a casa en silencio y enfadados todo el tiempo. Pero por el camino, al cruzar el río, el niño resbaló, y ambos cayeron a sus bravas aguas y fueron arrastrados corriente abajo. Con mucho esfuerzo, consiguieron subirse a una tabla que encontraron y mantenerse a flote. Sobre aquella tabla estuvieron tanto, tanto tiempo a la deriva, que después de aburrirse, terminaron hablando uno con otro, se conocieron, se hicieron amigos, y jugaron a muchos juegos imposibles, como la pesca sin caña, el microescondite o el rey de la montaña.
Charlando con su nuevo amigo, el niño comprendió lo importante que eran las verduras como el repollo para su edad, y lo mal que les sentaba que siempre hablasen mal de ellas, y el repollo se dio cuenta de que a veces su sabor era fuerte y extraño para los niños. Así que acordaron que al llegar a casa, el niño trataría al repollo con gran respeto, y el repollo se haría pasar por espagetti.
Su acuerdo fue todo un éxito: la mamá quedó extrañadísima de lo bien que comió el repollo el niño, y el niño preparó para el repollo el mejor escondite de su barriga al grito de ¡qué ricos están estos espagetti!


Puntuación media: 8.1 (275 votes)

Otras versiones y opciones de este cuento

Como afiliados de Amazon ganamos dinero por las compras realizadas a través de este enlace

si te gustan estos cuentos, puedes recibir las nuevas publicaciones por eMAIL

( afortunadamente, enviártelos no nos cuesta nada )

¿Prefieres buscar los cuentos, o utilizar los valores o personajes que contienen? También puedes hacerlo utilizando estos enlaces

buscar en la colección

Niños con valores

Esta es una lista de los distintos tipos de clasificaciones de los cuentos infantiles en que está organizado este sitio




Si lo que quieres es corregir conductas, aquí tienes los cuentos para corregir comportamientos

Comentarios

Este lindo cuento me a hecho

Este lindo cuento me a hecho entender que nunca debemos de odiar a las verduras como en este caso que es el repollo porq es nutritivo para nuestra salud.

Me parecen fabulosos, el

Me parecen fabulosos, el próximo ciclo escolar implementaremos la lectura de cuentos,para fomentar los valores, y estos que hay en el sitio me van a servir, muchas gracias

Que los niños aprendan a

Que los niños aprendan a alimentarse y a comer de todo de pequeños es importantísimo. Luego vendrán con la obesidad infantil y resulta que los papás muchas veces no han hecho nada para sus hijos coman sano.